_T7A0013

Alfredo Zamora: “Con el tiempo te das cuenta de cuántas cosas hay que hacer cuando tienes que dirigir y producir”

Doble K Teatro está a punto de cumplir la mayoría de edad. Una compañía que surgió del amor de dos actores entre si y para con el teatro. Alfredo Zamora e Inmaculada Rufete la fundaron hace 17 años y aún pueden presumir de que continúe en plena forma y eso no lo pueden decir todos. Nos colamos en la nave que encierra los secretos de esta compañía mientras resuenan en ella las frases de Hay que deshacer la casa, la obra de Sebastián Junyent que se estrenó en 1985 con Amparo Rivelles y Lola Cardona y que es el último trabajo de Doble K. Un estreno que ha sido posible por la colaboración del Teatro Circo que ha contado con esta compañía para su última coproducción, un apoyo que Zamora califica de “oasis”.

_T7A0141.ok

¿Cuándo y por qué nace Doble K Teatro?

Nace en 1997 porque Inmaculada Rufete y yo formamos vida y formamos compañía. Éramos actores y nos conocíamos de toda la vida, ella había trabajado con unas compañías, yo con otras, habíamos coincidido como compañeros de reparto y cuando la vida nos unió decidimos emprender la aventura de producir nuestros propios espectáculos y de echarnos a la carretera.

¿Cómo fue lo de pasar a estar sobre el escenario a estar detrás?

Fue asumido muy despacio porque no empezamos con espectáculos de gran formato sino poquito a poco. Hicimos un primer trabajo que no sabíamos cómo iba a funcionar y ante nuestra sorpresa fue bien y la rueda te va llevando. No fue un cambio drástico. Eso sí con el tiempo te das cuenta de cuantas cosas no tenías que hacer cuando solo actuabas y cuantas cosas tienes que hacer cuando además tienes que producir o dirigir.

¿Cuál es el tipo de obras hacéis?

Somos una compañía de teatro de repertorio. Tocamos todos los públicos. A mí me gusta contar lo que quiero contar pero también me gusta contar cosas que quiera el público escuchar. No soy endogámico a la hora de hacer lo que quiero y eso me lleva a ser muy ecléctico a la hora de escoger los textos. Hemos hecho, y hacemos, desde el Siglo de Oro a contemporáneo o infantil, producimos teatro de títeres, desde Quevedo o Shakespeare a Sebastián Junyent o Fermín Cabal. Además los espectáculos siguen ahí, se van desprogramando ellos solos, cuando la carretera, el público o los programadores dejan de pedirlos y mientras tanto cohabitan. Podemos tener en repertorio siete u ocho obras.

_T7A0125.ok

¿Y qué crees que el público quiere escuchar ahora?

No lo sé. Si tuviera esa fórmula…¡madre mía, no me equivocaría nunca!. El público es una gran incógnita, hoy por hoy se diría que, por efectos de la crisis, lo que quiere es evadirse, pero no me gusta quedarme en esa lectura. Puedo hacer un espectáculo para divertir, para entretener pero pensando en eso no habría hecho nunca Hay que deshacer la cosa porque, si bien tiene algún momento divertido, eminentemente es un drama, es teatro de emoción, de pasiones. Imagino que ahora el público quiere divertirse pero te sorprende continuamente.

¿Qué tal es la acogida en Murcia de las compañías de la tierra?

Las propuestas tanto del Festival de San Javier como del Teatro Circo, que son las que han recogido el testigo de apoyar la producción murciana, están teniendo una buena respuesta de público. En las coproducciones del Circo estamos haciendo tres días y la temporada que viene se vuelve y la gente está respondiendo bien. El público va, otra discusión más larga sería la manera en que se hacen llegar las cosas, pero si están bien enterados y la propuesta es interesante responde.

_T7A0095.ok

¿Y cómo les va a las compañías murcianas fuera de la Región?

¡Uy, el síndrome de la Venta del Molino!. Se sale con cuentagotas y es complicado, está saturado porque hay sobreproducción. Los programadores tienen 5000 proyectos anuales encima de la mesa y eso es un disparate. En cuanto, al público responde bien.

Hacéis Hay que deshacer la casa en coproducción con el Teatro Circo, ¿qué supone para vosotros este apoyo?

Mucho, con la que está cayendo, que se están cerrando teatros, se caen programaciones enteras, vuelan las subvenciones, las cosas que costaron mucho conseguir están volando y en esa travesía del desierto es un oasis que el Teatro Circo esté coproduciendo y dando la oportunidad de hacer esto. Es muy difícil producir espectáculos de gran formato, con una gran escenografía, con actores, con técnicos y luego recuperar la inversión. Cualquier tipo de iniciativa de este calado lo es todo.

_T7A0114.ok

¿Hay suficiente ayuda de este tipo en la Región?

Ahora mismo prácticamente lo que está funcionando a nivel de coproducciones es el Festival de Teatro de San Javier, que todos los años coproduce algún espectáculo con una compañía murciana, y el Teatro Circo que es muy serio, y tengo que decir que el proyecto sigue. Estás haciendo esta y Cesar Oliva –director del Teatro Circo- te está hablando de la siguiente y eso da confianza cuando estás trabajando y no tienes esa sensación de previsibilidad sino de que hay un más allá.

_T7A0128.ok

¿Por qué seleccionasteis la obra de Sebastián Junyet Hay que deshacer la casa para esta coproducción?

Atendiendo un poco a la opinión de Cesar (Oliva) que no decide pero sugiere. Tu pones unos textos encima de la mesa, él otros y luego se elige uno. Él tiene una política de recuperar grandes textos que fueron éxito del teatro español en los 80, como fue el caso de ¡Ay, Carmela!. Me gustó porque, aunque la conocía, la volví a leer y me enganchó porque no huele a naftalina, tiene una vigencia brutal. Shakespeare siempre está de actualidad pero es complicado que una obra de los 80 lo esté sobre todo porque habla de cosas muy inmediatas. Nos encontramos un tema universal que, como está bien escrito, lo lees y parece que se escribió anteayer, que es a lo que yo tenía miedo. En cuanto a lo que cuenta es que, es tan universal hablar de la emoción, de dos hermanas que se encuentran a deshacer la casa, y a partir de ahí imagínate todo lo que puede pasar, aparecen los recuerdos, la nostalgia, y sobre todo los fantasmas, los que sabes que están y los que no sabes que están.

 

Entevista: Mercedes Zambudio

Fotografía: Raúl Alcántara

Lugar: Local de ensayo de Doble K Teatro

Share

Sobre el autor

Periodista y blogger de teatro. Seis años en televisión, al principio entre políticos, después conociendo las tradiciones de mi Región. Pero lo de que me emociona de verdad es sentarme en la butaca de un teatro. Ahora lo hago y te lo cuento. ¡Qué empiece la función! Mi blog www.teatrico.es

2 Respuestas a Alfredo Zamora: “Con el tiempo te das cuenta de cuántas cosas hay que hacer cuando tienes que dirigir y producir”

  1. Pingback: Alfredo Zamora: “Con el tiempo te das cuentas de cuantas cosas hay que hacer cuando tienes que dirigir y producir” | Teatrico | Blog de teatro en Murcia

  2. Hiroyuki says:

    Precisamente he pasado en veanro con doraemon en la playa ! Sobrevolamos el arrecife de coral con el barret-copter y nos salpicaron con espuma de cervece. Un buen veanro, si sef1or.jaja que va, era broma tambie9n.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>