AUDIOV AMBEL 2 blanco y negropequeña

J.M. López Oñate: “Fue un placer que Montxo Armendáriz apoyara ‘Ambel’ en Twitter como primer largometraje financiado con crowdfunding”

Con tan solo 22 años, este director de cine novel, estudiante de último curso de Comunicación Audiovisual, se ha atrevido a rodar su primer largometraje, “Ambel”. Amante de los planos secuencia del maestro Berlanga y el cine norteamericano de Coppola y Spielberg está inmerso en la fase de posproducción de su cinta. En ella, se revisará cada fotograma captado con la cámara digital Red Epic -la misma que su usó en ‘El Hobbit’- para eliminar cualquier rastro de los siglos posteriores al XVII.

La película se ambienta en 1625, cuando el hidalgo Martín de Ambel vuelve a Cehegín desde Granada tras estar preso allí durante dos años por haber matado en duelo al Alférez Mayor de la villa, D. Alonso de Góngora. Un juicio dictamina que Ambel pueda volver a su pueblo natal siempre y cuando no ponga un pie fuera de la Ermita de la Concepción; este dictamen, contrario a las exigencias de pena de muerte por parte de los Góngora, nobles muy poderosos de Cehegín, hace que sobre Martín caiga un juramento de venganza que le perseguirá durante toda su vida, por lo que Martín idea una forma que librará a su familia de tanto derramamiento de sangre. Con la vuelta de Martín de Ambel a Cehegín, el ambiente del pueblo comenzará a caldearse.
Desde su encierro vivirá el amor y la muerte, la justicia y la injusticia, la sed de libertad y esperanza. Llegando a cuestionarse su propia existencia y los designios divinos que sobre él recaen; los ideales del honor de aquella época, la hipocresía y falsedad de las gentes. Martín vivirá en primera persona los caprichos de la fortuna y la fragilidad de la existencia hasta el fin de sus días envuelto en la magia de las pesadillas, de los sueños y de la realidad, conceptos que llegan a mezclarse en su cabeza. 
Ambel, una historia de honor y sangre.

¿Cuánto tiempo ha llevado el proyecto desde que surge la idea hasta el estreno?

La idea surge hace más de dos años tras leer la novela de Salvador García Jiménez, titulada La increíble Historia de Honor de Don Martín de Ambel, en ese momento decidimos escribir un guión nuevo sin basarnos en dicha novela. Y  dos años después y tras mucho trabajo nos encontramos en fase de posproducción.

¿Entonces, no has tomado como referencia la novela sobre Matín de Ambel escrita por Salvador García, autor de novelas como La sangre desgranada de Federico García Lorca?

No para nada, la novela de Salvador sirvió para despertar la chispa que hizo que yo y otros muchos cehegineros nos interesaramos por la vida del personaje. Pero la novela de Salvador  no tiene nada en común con el guión, salvo los hechos históricos. Lo que hace grande a este guión es la labor de imaginar y desarrollar una historia alrededor de varios hechos históricos que sí conocemos.

Actores durante el rodaje

Actores durante el rodaje

¿Quiénes son tus directores de referencia españoles y extranjeros?

La verdad es que me gusta mucho el cine español, es una pena que grandes talentos que tenemos en España no cuenten con los recursos de otras industrias cinematográficas. Y creo que “Ambel” coge cosas de muchos de ellos. No sería capaz de quedarme con uno solo pero me gustan mucho películas de directores como José Luís Cuerda, Alex de la Iglesia, Montxo Armendáriz o Luís García Berlanga.

El 80% del presupuesto proceden de financiación social, ya sea por la venta de merchandising o la venta anticipada de entradas, luego otra parte vino de empresas a través  de la venta de espacios publicitarios previos a la película. El crowdfunding fue una ayuda para que pudiera participar gente que no tenía acceso directo a las entradas o que quería colaborar con una cantidad mayor. Y por supuesto las subvenciones públicas. Pero sin duda la mayor ayuda, fue lo que no se pagó, no solo en salarios, también materias primas que se regalaron o el “autocosteo” del vestuario de la figuración, o la cesión de locales o material de rodaje.

Somos un precedente sin duda, rodar con la totalidad de un pueblo implicada, sin ese apoyo no hubiera sido posible conseguir lo que hemos conseguido, aún no he encontrado a nadie que lo hayamos invitado a unirse al proyecto y nos haya dicho que no.

¿Cómo te sentiste al enterarte del apoyo de Montxo Armendáriz, ganador de dos Goyas al mejor guión y candidato al Óscar,  a vuestro crowdfunding para un proyecto cinematográfico el pasado 5 de junio de 2013?

Fue un placer, da gusto ver como cineastas ya consagrados apoyan proyectos nuevos y a gente que está empezando, y más ver que Armendáriz que ha trabajado con sistemas muy diferentes, no se estanca en el pasado y apoya proyectos como este, más aún si lo hace por medio de las nuevas tecnologías.

El 22 de junio de 2013 ya os seguía, según vuestra página de Facebook más de 400.000 usuarios de TWITTER, ¿cómo se consigue esa repercusión?

Igual que hemos movilizado a todo un pueblo en la elaboración de la película, también lo hemos conseguido con las redes sociales y por supuesto es muy importante saber manejarlas, supimos rodearnos de un gran equipo dedicado a ellas, consiguiendo respuesta del público en ellas respuesta de las redes sociales, además, lo consiguieron en directo, durante una gran fiesta que organizamos en la Gran Vía de Cehegín, con conciertos simultáneos en 8 locales, y durante ese día las redes no dejaron de funcionar.

Rodaje en el palacio de los Fajardo. Cehegín

Rodaje en el palacio de los Fajardo. Cehegín

La venta anticipada de las entradas del estreno, que tendrá lugar en Cehegín, ha colgado el cartel de “agotadas”, con más de 1.000 localidades vendidas y 800 del segundo pase, ¿si son correctos mis datos, os planteáis el lanzamiento a nivel nacional?

Sí, el estreno será en Cehegín el día 5 de septiembre de 2014, y efectivamente del primer pase ya no queda ni una sola localidad, las primeras 1000 entradas volaron, duraron muy poco, de hecho venderlas era parte imprescindible de nuestra financiación, y del segundo pase quedan ya muy pocas y pensar que aun no se han vendido entradas fuera de Cehegín,  A nivel nacional seguro que se lanzará, ya tenemos diferentes pases apalabrados en  ciudades como Murcia, Madrid o Mataró.

¿Por qué rescatar el tema de la honra calderoniana del Cehegín del XVII en el siglo XXI?

El tema era una simple excusa, pero aquella historia era un buen argumento para involucrar a todo un pueblo, necesitábamos una película ligada a Cehegín para que funcionara y para poder financiarla, y al final el tratarse de una película de época no ha encarecido tanto la producción, yo diría  que dadas las circunstancia y el amplio equipo de voluntarios casi ha sido más fácil.

Proceso de caracterización de los actores

Proceso de caracterización de los actores

¿Ha servido de inspiración la exitosa serie de televisión “Águila roja”, que también transcurre en el Siglo de Oro, reinando Felipe IV?

No para nada, nosotros queríamos hacer algo muy diferente, teníamos claro que históricamente debería de ser perfecta y el ninja de Albacete a nuestro juicio, al de los historiadores que estuvieron con nosotros, no encaja a la perfección en el período histórico, además, Águila Roja tiene una ambientación muy idílica donde todo está siempre muy ordenado y colocado en escena, Nosotros queríamos mostrar un pueblo de aquella época un pueblo de contrastes de pobres y ricos, con calles sucias y fachadas ocres y estropeadas.

¿A qué se refiere Antonio José Ruiz, el guionista, al declarar recientemente que se pretendía mostrar la moral y la doble moral de la época, que poco han cambiado en la actualidad, según él?

La película posee muchísima crítica, en muchos temas: se muestra una época de clases donde el rico es muy rico y el pobre muy pobre, donde unos pocos de la nobleza controlan todo el poder y juegan casi al margen de la justicia, además se critica la moral, una moral de la sociedad que obligara a nuestro protagonista a vivir 36 años encerrado en una ermita. Pero esa moral es la que sigue existiendo hoy, la que marcan qué cosas están bien y cuáles no por un simple decreto social, que si analizamos nadie entiende. Se critican muchos temas: vivienda digna, clase politica… La sociedad poco ha cambiado desde aquel día hasta ahora.

¿Por qué actores de Cehegín, son amateurs o profesionales? Debió ser una importante decisión al tratarse de una producción tan costosa, que los actores sean de calidad.

La mayoría de los actores son de Cehegín, pero también vinieron actores de fuera como Manuel Menárguez. Desde el principio creímos en que debía tratarse de una película del pueblo y eso implicaba que la mayoría del equipo artístico se quedara en Cehegín, pero no por ello bajar la calidad, la verdad es que este pueblo ha cosechado siempre buenos grupos de teatro, solo hemos tenido que movilizarlos y sumarlos al proyecto, muchos de ellos son profesionales, y han aportado valor a la película. En ningún momento hemos tenido que bajar el nivel, han participado actores cehegineros muy buenos, como Soledad Giménez, Antonio José Ruiz, Fernando Ripio o José Ramón de Moya, muchos de ellos proceden de la Escuela de Arte Dramático de Murcia (ESAD).

¿Por qué Manuel Menárguez como protagonista, por su experiencia en cine o por su dilatada trayectoria sobre las tablas con teatro del Siglo de Oro, como El perro del hortelano?

A Manuel ya lo conocíamos de la Escuela de Arte Dramático, y desde el primer momento, desde la elaboración del guión pensamos en que él era la persona idónea para encarnar al personaje histórico. Necesitábamos a alguien que hubiera hecho cine y que tuviera la paciencia suficiente para trabajar con gente que era la primera vez que lo hacíamos. Además, encarnar a un personaje histórico era algo difícil, pensad que a Martín de Ambel se le conocía en Cehegín y Menarguez será a partir de ahora su cara.

Ahora toca la fase de posproducción de un año, que para algunos puede resultar larga. ¿Tiene algo que ver la eliminación en los fotogramas de elementos anacrónicos, como se hiciera en la cinta El Hobbit, por ejemplo, con la cámara digital Red Epic?, ¿en qué consiste el proceso?

Hemos trabajado con la misma cámara, pero el modelo de posproducción no tiene nada que ver, en El Hobbit se trabajo con grandes platós en los que se construía casi todo y el resto estaba perfectamente preparado para su posterior inserción. Nosotros en “Ambel” hemos trabajado en escenarios reales donde era muy difícil desplegar cromas para inserción, así que trabajamos sobre la realidad y con espacios poco preparados para la posproducción, nosotros tenemos dos retos, por un lado eliminar objetos y por otro insertar objetos 3D.

¿Qué referencias han tomado a la hora de recrear en 3D edificios desaparecidos?, ¿se han intentado ajustar a la realidad histórica?

Siempre se ha trabajado con un historiador al lado que pudiera examinar todo lo que hacíamos, desde la creación del guión, el diseño de vestuario, elección de localizaciones u objetos para la ambientación. Por supuesto también en la posproducción, todo se realiza  junto a él, es el  que dice  dónde se colocaba cada edificio y cómo era, está siendo uno de los pesos fuertes de la posproducción, pensar que hay que insertar objetos muy difíciles de recrear como el desaparecido castillo.

¿Qué ha sido lo más difícil de todo este proyecto?

La verdad es que no se me ha hecho difícil la película, tal vez por saber rodearme de un equipo muy competente, cada uno hacia su trabajo a la perfección y con total autonomía, y así es muy fácil trabajar, no te tienes que preocupar por nada pues sabes que todo el mundo va a responder. Pero sin duda ha sido la mejor experiencia de nuestras vidas. Ahora el objetivo es que continué y que un tiempo podamos anunciar que este mismo equipo va a realizar su segunda película.

Entrevista: Francisco Javier Nieto
 Fotografías: Cedidas en exclusiva para Magma
 Lugar: Cehegín

Share

Sobre el autor

Murciano del barrio de San Antón, soy Licenciado en Periodismo y Master en Radio. En el ecuador de mi treintena he trabajado en Onda Cero Murcia y Madrid, Onda Madrid, y los últimos años los he dedicado a la Gestión Cultural; soy medio Licenciado en Derecho, como muchos; y fui pianista en mis tiempos mozos, algo queda, al menos el gusto por la buena música. Pero sobre todo, soy amante de mi tierra, de su Historia, de su presente y su futuro.

3 Respuestas a J.M. López Oñate: “Fue un placer que Montxo Armendáriz apoyara ‘Ambel’ en Twitter como primer largometraje financiado con crowdfunding”

  1. Salvador Manzano says:

    ¡Una película de época rodada en Cehegín! ¡Increíble! Estoy deseando verla. Las peliculas de época españolas, salvo excepciones, me acaban decepcionando. Normalmente porque aunque la puesta en escena suele estar muy lograda (vestuario, ambientación, etc.), los actores no están a la altura. Los noto sobreactuados, como si estuvieran en una obra de teatro. En otras ocasiones simplemente no son convincentes, parece que se limitaran a leer el guión. Espero sinceramente que “Ambel” sea una de esas maravillosas excepciones que hay y que sea capaz de reflejar con credibilidad los aspectos de la España del siglo XVII sobre los que trata.

    Muy bueno el reportaje, por cierto.

    • Muchas gracias por seguirnos Salvador, y por tu elogio a la entrevista. El estreno será en Cehegín el día 5 de septiembre de 2014, aún tienes tiempo de conseguir tu entrada. Esta producción no te defraudará. Aquí estamos para responder a tus comentarios en cualquiera de nuestras secciones.
      ¡Un saludo afectuoso!

  2. Pingback: Eva Mª Fernández: “Rodé mi película con 80€” | Revista Magma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>