Esperame en el cielo 1272014-2

Diana M. de Paco: “Después de escribir el final de una de las historias oí un caso real igual en la radio”

Diana M. de Paco todavía se ríe durante los ensayos viendo a Verónica Bermúdez y María Alarcón interpretar su texto. ‘Espérame en el cielo…o, mejor, no’ es el último trabajo de la dramaturga murciana, nominada en 2010 al Premio Max al mejor espectáculo revelación por ‘Obsession Street’, y el segundo proyecto profesional de la compañía Espacio Imaginado. En este lo ha puesto todo, junto con los dos directores, Jorge Fullana y Mª Ángeles Rodríguez, para que salga adelante. Lo estrenaron en coproducción con el Centro Párraga y aterrizan en el Teatro Romea este miércoles 29 de enero. Nos colamos en uno de sus ensayos y en voz bajita, para no molestar, conocemos la historia de la compañía y nos desvelan algunos de los secretos de estas mujeres, el resto, mejor descubrirlos desde la butaca.

Esperame en el cielo 0692014-2 ok

¿Cuándo y por qué nace Espacio Imaginado?

Jorge Fullana: Cuando terminé Arte Dramático y Dirección teníamos el montaje final de la Escuela y la gente que los montamos junto con miembros de otro grupo decidimos moverlo, unirnos en modo de cooperativa y armar una compañía de teatro. El primer montaje oficial fue ‘La dama boba’ que se terminó a finales de 2012 y ahora se sigue moviendo, es una versión joven de la obra clásica de Lope de Vega con la que hemos estado en varios sitios fuera de la Región, como en Alicante y aquí se ha movido bastante porque llama la atención ya que es una forma muy agresiva de hacer un montaje juvenil. Repetimos ahora en el Teatro Romea porque para jóvenes e institutos está funcionando muy bien. Mientras estaba pasando todo esto, Diana se pone en contacto con Mª Ángeles y le pone el texto de ‘Espérame en el cielo…o, mejor, no’ encima de la mesa. Es un texto que, de alguna forma, es nuestro segundo montaje profesional y que se estrenó en coproducción con el Centro Párraga en mayo de 2013. Hemos estado en la Muestra de Palencia y en la Muestra de Autores Contemporáneos de Alicante, todo esto está muy bien para poner un pie en estos sitios. Aparte, la compañía hizo un festival que se llamaba Teatro y Palomitas en el patio de la ESAD.

No es el primer trabajo fin de curso de la ESAD que termina dando como fruto una compañía de teatro.

Jorge: Cuando haces el producto final en la Escuela tienes que crear algo para seguir moviéndolo y nosotros tuvimos la suerte de que el primer montaje como compañía fue muy bien y con este también hay una buena reacción en estos tiempos aciagos que nos ha tocado vivir. Al ser compañías pequeñas tienes más margen. Yo estuve trabajando en una de medio formato que era Distrito Producciones y tuvo muchos problemas hasta que al final cerró, les costaba mantener el local de ensayo. Nosotros, al no tener gastos fijos, conseguimos sobrevivir con lo básico, que la gente cobre, y ahí estamos. Ahora mismo de la gente que empezó quedo yo y solo una actriz ha repetido en los montajes, María Alarcón.

Esperame en el cielo 1392014-2 ok

Son muchas compañías de teatro que apuestan por actualizar los clásicos.

Jorge: Por un lado hay una intención de actualizarlos sin actualizarlos, que es cambiando la estética, “lo hago en vaqueros pero lo hago igual”. En nuestro caso fue una apuesta más profunda, yo tenía mucha manía con que un clásico de Lope de Vega podía llegar a los jóvenes. Se llama ‘La dama boba, versión para no versados’, porque está dirigido, no solo para ellos, sino para la gente que nunca ha ido a un clásico, porque a mí me pasa, que al principio te cuesta pillarle el oído a estos textos. Los ingleses lo hacen con una facilidad pasmosa, como en la película de Al Pacino, ‘Looking for Richard’, que es algo así como ‘En busca de Ricardo III’. También me inspiró mucho un montaje que vi en el Festival de Almagro de ‘Sueño de una noche de verano’, de Irina Brook, la hija de Peter Brook, había ocho hombres encima del escenario, unos gamberros haciendo a Shakespeare y yo dije: “¿Por qué no podemos hacer a Lope con unos gamberros?”. El texto que se queda es el de Lope, suena como suena, no lo actualizamos, dice ducados o espadas cuando los que están en el escenario llevan una sudadera. En el siglo XVIII la escenografía eran sillas y mesas y el fondo unos telones de colores y cambiamos las sillas por unas cajas de Coca-Cola y los telones por una proyección. De alguna forma queríamos intentar aguantar todo lo que había en el montaje, sin ir en contra de él.

¿Cómo está siendo toda la experiencia que estáis viviendo con ‘Espérame en el cielo…o, mejor, no’?

Mª Ángeles Rodríguez: Está siendo una experiencia muy bonita, porque cuando consigues crear algo nuevo es un descubrimiento. No viví el proceso de creación del texto pero cuando imaginas la historia en tu cabeza y consigues que esos personajes vivan de alguna manera hay un camino intermedio entre tu imaginación y lo que te van dando ellas y al ser una creación conjunta no es ni lo que tú imaginas, ni lo que ella se imagina. Entonces, hay una parte que es descubrir juntos, que es apasionante. A nivel artístico es muy interesante que, algo que lees de una manera, en el escenario pueda ser mucho más rico gracias a los matices que encuentran las distintas personas implicadas en la producción.

¿De qué trata ‘Espérame en el cielo…o, mejor, no’?

Diana M. de Paco: Es la historia de cuatro mujeres que coinciden en una sala de autopsia, la forense y las otras que han pasado por una situación mortal. Según se van haciendo las autopsias ellas van contando su propia historia y al final se desvela lo que las une. Son historias dramáticas pero siempre tienen un toque de humor. Son cuatro mujeres muy diferentes porque una es una señora que ha sido desahuciada, otra es la forense que está haciendo las autopsias, otra es una joven que tiene un novio que ha perdido la capacidad de mentir y le dice todas las verdades, y ella no lo soporta más; y otra, una niña pakistaní a la que no dejan ir al colegio y a cuyo hermano han secuestrado.

Esperame en el cielo 0092014-2 ok

La temática es muy actual, machismo, crisis económica…

Diana: Sí y muy dura. Pero hemos intentando contarlo con una dosis de humor, como la vida misma, que tiene una parte dramática pero también momentos en los que te ríes, aunque sea por no llorar. Sirve para reflexionar sobre temas actuales y aunque aquí son problemas que afectan a mujeres, son problemas de todos.

¿Por qué es mejor que no las esperen en el cielo?

Diana: Porque son mujeres que se han enfrentado a un enemigo varón o general, como la niña pakistaní, que es la sociedad; o en la desahuciada, que son los políticos. Es un guiño, como decir “mejor déjame sola que ya me habéis hecho bastante, que no me espere nadie ni el cielo, ni en el infierno, que ya me apaño yo.”

Algunos miembros del equipo visitaron una morgue, ¿cómo fue la experiencia y cómo surgió la idea?

Diana: Sí, a mí no me llamaron afortunadamente. Estuvieron hablando con los médicos forenses y les enseñaron fotografías, cómo se hace una autopsia y sobre todo los ruidos, porque en la obra hay pocos objetos pero muchos sonidos y se ha reproducido todo lo que les explicaron, sonidos de radiografías o de los huesos cuando se cortan. Los médicos vinieron a ver la función y les gustó mucho, así que dieron su beneplácito.

El texto se construye a través de varios monólogos.

Diana: Sí, pero les llamamos monólogos cruzados porque van cortados en pequeños fragmentos para que las historias se vayan trenzando entre ellas por lo que se entiende todo solo al final. El espectador tiene que participar atando cabos, porque al principio sale Rosa y cuenta un trozo de monólogo y al siguiente es la forense, pero durante toda la obra están las dos actrices en escena, cada una hace dos papeles, entonces es una combinación muy dinámica. Hemos querido evitar el monólogo seguido, y así el espectador está todo el rato intentando saber cuál es la relación entre ellas.

¿En el proceso de escribir la obra la pensaste para dos actrices?

Diana: En principio no, ni siquiera había cuatro monólogos, había tres. Contacté con Mª Ángeles y pensamos coger dos actrices y que cada una hiciera dos personajes para mostrar que cualquier persona puede pasar por cualquiera de las situaciones que se van contando ¡y aparte, ahorrar!

La música está interpretada en directo, ¿por qué decidisteis que fuera así?

Diana: Esto surgió después. Queríamos algo que fuera muy real, muy inmediato. Conocíamos a Antonio, que es mi primo, y un día en su casa estuvo tocando y, aunque es muy joven, tiene un nivel muy avanzado y da conciertos, y le dije: “¿te quieres venir a tocar a la obra?”, y dijo: “si”. Al principio iba a tocar solo al principio y al final pero Mª Ángeles y Jorge le vieron muchas posibilidades y le tienen toda la obra tocando y no solo violonchelo, sino un montón de instrumentos. Creo que la música en directo acerca mucho a esas sensaciones que queremos transmitir.

Esperame en el cielo 0862014-2 ok

 La obra lleva desde mayo funcionando, ¿cómo está siendo la reacción de la gente?

Diana: Las críticas han sido buenísimas. La gente dice que es una obra muy dura pero que se lo pasan muy bien, quizás eso lo hace más duro, porque dices: “lo he pasado muy bien, pero vaya argumento”. Son problemas reales pero llevados al extremo, pero no porque estén en el extremo no quieren decir que no pasen. Siempre cuento que al día siguiente de escribir el final de una de ellas oí en la radio que le había pasado a una chica. La gente sale muy contenta… o llorando también, pero con desahogo, porque ya lo has sufrido y has compartido problemas que no pensabas que existían.

Esta obra es una producción vuestra, ¿es difícil tener que hacer esto?

Diana: Yo tenía los monólogos, los había intentado con otras personas pero se tuvieron que ir de España. Así que contacté con Mª Ángeles porque me gustaba mucho su trabajo y había sido alumna mía y me dijo que sí. No teníamos dinero y pusimos nuestros ahorros, porque desde el primer día dijimos que al técnico, a las actrices y al músico había que pagarles hubiéramos ganado dinero o no.

Mª Ángeles: Desde el principio leímos el texto y nos entusiasmó y había que hacer un esfuerzo económico. Nosotros tenemos otro trabajo pero las actrices no, y si queremos un producto profesional había que facilitarles las cosas. Es muy satisfactorio ver que desde cero, poniéndolo todo, se puede conseguir algo. Sería estupendo que pudiera ser de otra manera porque podría haber sido mejor, esto no es la solución del teatro, lo ideal sería que hubiera una mínima subvención aunque nosotros emprendiéramos. Esto es un apaño, una manera de resolver lo que debería ser de otra manera. Pero si no es así la obra no sale.

Esperame en el cielo 1142014-2 ok

¿Qué supone para una compañía murciana actuar en el Romea?

Jorge: Es un privilegio, además se han portado muy bien con nosotros porque nos abrieron las puertas con ‘La dama boba’, y este año repetimos porque hubieron muchos institutos que se quedaron fuera, se cubrió el aforo, y este año también, y querían promocionar esta otra obra porque el texto es de una dramaturga murciana. Aparte, ¡da un gusto!, hay espacio para hacer lo que quieras, hay luces, hay gente que te ayuda a cargar a montar, como estamos acostumbrados a ir a lugares pequeños cuando llegas al Romea es un día de fiesta.

Mª Ángeles: Cada uno tiene su relación con ese teatro. Yo he empezado a amar el teatro ahí, he ido de pequeña, siempre he tenido una relación de afecto. Y puede que hayamos estado en teatros más grandes en otros sitios, pero no tienen el mismo valor que este, porque este es el que tú has visto y lo hace muy especial y muy personal y aunque hayamos ido con otras producciones ir con una que ha nacido de nosotros en todos los sentidos es un mérito particularmente satisfactorio.

¿Tu nominación al Premio Max ayuda a la hora de producir y mover las obras?

Diana: Ayudó a la otra obra, ‘Obsession Street’. No ayuda ni para bien, ni para mal, para mi es para bien, ¡ojala tuviera más!. Forma parte de mi currículum y ayudará a darme a conocer pero a que nos den dinero no -risas-.

Entrevista por: Mercedes Zambudio

Fotografías: Raúl Alcántara

Lugar: Garaje Beat Club

Share

Sobre el autor

Periodista y blogger de teatro. Seis años en televisión, al principio entre políticos, después conociendo las tradiciones de mi Región. Pero lo de que me emociona de verdad es sentarme en la butaca de un teatro. Ahora lo hago y te lo cuento. ¡Qué empiece la función! Mi blog www.teatrico.es

Una respuesta a Diana M. de Paco: “Después de escribir el final de una de las historias oí un caso real igual en la radio”

  1. Pingback: Diana M. de Paco: “Después de escribir el final de una de las historias oí un caso real igual en la radio” | Teatrico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>