DSC_3859

The Frog and Co: “Queremos hacer ropa cómoda, bonita, con pequeños detalles y que guste, no inventar la rueda”

Esta marca de ropa creada por cuatro murcianos (Luis Sarabia, Carlos Olmo, Jaime Martín y José Enrique Rubio) tiene como objetivo vestir bien al hombre moderno, ofreciendo prendas exclusivas y de gran calidad a un precio apto para todos los públicos, basándose en la tradición y el buen vestir inglés. Ropa para el desafío diario, pero sin perder el estilo: una camisa Oxford, o una Vichy, con un chino para las reuniones de trabajo, una de cuadros o un polo para tener un aspecto más desenfadado… Fundaron The Frog and Co. como salida a unos empleos convencionales, para hacer de la moda no solo un hobby, sino una profesión. Tradicionalmente, los empresarios de moda iban asociados a una tienda pero, en este siglo XXI, la web es un escaparate tan grande que permite a personas de todas las partes del mundo ver lo que The Frog prepara cada temporada. Conseguimos por primera vez juntar para hacer una entrevista a los cuatro creadores. Aparecen bien uniformados con las camisas de su tercera temporada. Responden, ríen y hablan desde una calma que solo la experiencia te otorga. La rana que intenta ser príncipe ve como ese pequeño sueño se va convirtiendo en realidad.

Tenéis un perfil más empresarial que de creativos de moda.

Nos encanta la moda. No nos consideramos diseñadores, aunque diseñemos nuestras propias prendas. Somos cuatro amigos que pretendemos ganarnos  la vida con lo que realmente nos gusta, con nuestro hobby. Nuestro perfil va más enfocado a crear una empresa de moda. Nos atrevemos a diseñar para intentar marcar la pauta y la tendencia que queremos, aunque la idea es poder colaborar con un diseñador que nos pueda aconsejar y nos proporcione nuevas ideas. El objetivo del proyecto es crear una empresa que nos dé para vivir, y que a la vez, pertenezca a un sector que nos guste y que nos interese. Ahí tenemos un punto en común: a los cuatro nos gusta la moda, pero estamos muy lejos de ser diseñadores -hacen hincapié entre risas-.

¿Contáis con un diseñador externo?

De momento, no. Aunque para algunos diseñadores, esto pueda resultar un insulto. Quedamos con los proveedores cada temporada, nos muestran sus tejidos y a partir de ahí, seleccionamos qué queremos para la siguiente colección. No solemos diseñar la tela salvo que nos encaprichemos con algo, como la camisa estampada, o los polos. Prestamos especial atención al tallaje y cuidamos la calidad y los detalles para crear diseños sencillos pero exclusivos.

DSC_3708

¿Cómo os decidís a montar una marca de moda?

Todo empezó hace mucho tiempo, con José y con Carlos. Siempre nos cambiábamos la ropa, íbamos juntos a las mismas tiendas y decíamos: “yo me compro esta y tú esta”. Detectamos el problema de que no encontrábamos la cantidad y el estilo de ropa que a nosotros nos gustaba de una manera fácil. Pensamos en crear una tienda multimarca en Murcia hace siete u ocho años, traernos la ropa de otras marcas, de otros países. Ropa que a nosotros nos gustara y poder venderla aquí. Nuestros padres, cuando tuvimos la idea de la tienda, nos recomendaron que nos dedicáramos a estudiar, que ya habría tiempo para emprender en otro momento, ahora se lo agradecemos (risas). Fue en un viaje a Salamanca, donde fuimos los cuatro, donde Carlos y José le comentaron la idea a Luis y a Jaime. Ahí se decidió que en vez de crear una tienda, creáramos una marca propia. El mismo día sacamos el nombre. Hoy pensamos que hemos acertado al crear una marca. Hablando en ese viaje, nos dimos cuenta de que la recompensa que ofrece trabajar para uno mismo, para un proyecto personal, es mucho mayor que el trabajo por cuenta ajena. Además, si todo va bien, permite ganar más dinero. Fue una motivación que los cuatro acabáramos de empezar a trabajar por cuenta ajena, para darnos cuenta lo que cambiarían nuestras vidas trabajando para nosotros mismos.

Definís en vuestra web, con vuestra propia imagen, un target: hombres de entre 25 y 35 años.

Al final, son nuestros propios padres los que más nos compran las camisas -bromean-. Un target definido es muy difícil. Lo hacemos a nuestro parecer. Probamos, nos gusta cómo nos queda, perfeccionamos el tallaje para que en cualquier ocasión, trabajar, salir de fiesta, puedas llevar la camisa por dentro o por fuera. Detalles que nos parecen muy importantes a la hora de llevar una camisa. Independientemente de la edad, nos centramos en el hombre al que le gusta vestir bien, le gusta ir elegante y que la calidad en su forma de vestir se base en el corte de la camisa, en la calidad de los tejidos o en pequeños detalles. Encontrar un diseño de tela que no puedas ver en el mercado motiva a que la gente aprecie tu marca. Proponemos lo que nos gustaría tener en el armario y creemos que hay mucha gente que, como nosotros, sale de compras y no encuentra lo que realmente está buscando. Al final, nuestra oferta es una ampliación del armario.

DSC_3749

¿Habéis tenido muchos problemas a la hora de formar una empresa?

Si lo miras con perspectiva, observas que tienes que hacer mil trámites burocráticos, papel para arriba, papel para abajo, y de un sitio a otro. La motivación era tan grande que nos apoyábamos entre los cuatro, y a pesar de la problemática que plantea crear una empresa en España, se nos hizo llevadero. Los cuatro estábamos trabajando, a veces teníamos dificultades a la hora de juntarnos para, por ejemplo, ir al notario juntos. Cosas como esa hicieron que los trámites se alargaran aún más. Sólo el hecho de venir a esta entrevista los cuatro ya ha sido un logro. Aun teniendo tiempo, en España tardas un mes como mínimo para montar una empresa, mientras que en Inglaterra, online, tardas diez minutos. Aquí cualquier trámite viene bajo notario y con los costes que ello conlleva: el registro de la marca, el logo, casi mil euros…

La empresa entonces tiene como sede Madrid…

En temas legales, nuestra intención era constituir la sede en Murcia, pero finalmente, lo tuvimos que hacer en Madrid por temas de accesibilidad en los trámites.

¿Por qué The Frog &Co.?

Después de tomar unas cervezas y decidir montar la marca de ropa, lo siguiente que se decidió fue el nombre. Como hemos comentado anteriormente, la idea surgió en Salamanca, y fue mientras visitábamos la fachada de la Universidad cuando nos preguntamos: “¿qué nombre le ponemos a la marca?”, y uno de nosotros, que andaba buscando la famosa rana durante dos horas –exageran entre risas-  la encontró. Ahí supimos que este sería el animal que diese vida a nuestra marca. De vuelta en el coche, estuvimos probando mil nombres: la rana, la rana en inglés, en alemán, en polaco, al revés… Al final fue The Frog, y como no estaba disponible la URL solo para The Frog, decidimos ponerle The Frog & Co. Todo el tiempo que nos costó tener un nombre para la marca fue inversamente proporcional a la creación de un logo. Pedimos ayuda a un amigo de Jaime, Curro Oñate, y le dimos ideas de lo que queríamos. Nos dio un primer boceto y ese es el que ves en la ropa. Es un anca de rana en un escudo que da un guiño al estilo british que a nosotros nos gusta. Muchos lo confunden con una corona y jugamos con esa ambigüedad de la rana que se convierte en príncipe. Incluso, cada uno de nosotros, nos vemos reflejados en cada uno de los cuatro “dedos” de la rana. Ahora es inconcebible otro nombre u otro logo, lo hemos hecho nuestro.

¿En qué consiste la “exclusividad” de vuestras prendas, con la que os definís al presentaros en vuestra web?

Todas las camisas son ediciones limitadas. Ninguna camisa se vuelve a hacer. Se hacen 35, 70, 85, pero nunca se hacen más. No queremos que vayas a un bar y te encuentres a tres personas con la misma camisa que tú. La gente a la que le gusta la moda es sensible a dos cosas: el precio y la exclusividad. Parece que si quieres exclusividad tienes que gastarte dinero y si quieres un precio bajo, tienes que ir igual que todo el mundo. Si sacas una edición limitada a precio inferior, tienes exclusividad a buen precio, esa es nuestra idea.

DSC_3714

Conjugar la calidad y un “precio para todos los públicos” es difícil en los tiempos que corren, ¿lo habéis resuelto con la venta por internet y la sección outlet?. Comentadnos estas dos vertientes de vuestro negocio.

En España, la venta en web no va tan bien como desearíamos. Hacemos mucha comunicación en las redes sociales, animando a nuestros clientes a que compren a través de la web, pero es difícil vender a través de internet. Pensamos que la cultura española influye mucho a la hora de los bajos índices de compra online. Los miedos ante la problemática de la devolución, y el equivocarnos en la talla, son muy habituales en los españoles, somos diferentes a los europeos, a los ingleses les gusta que les manden las cosas a casa y si no les quedan bien, las devuelven. Un español es al revés, prefiere ir a la tienda y probársela. Por eso pensamos que todo esto hace que sea difícil vender por internet pese a que, poco a poco, va aumentando la venta online. La gente que ya tiene alguno de nuestros productos y sabe su talla, es más frecuente que nos compre online. Por eso intentamos estar en muchos eventos, para que la gente pueda ver físicamente nuestra ropa, pueda probársela y luego le sea más fácil el acceso a nuestra ropa a través de la web.

Físicamente podemos encontraros en cuatro tiendas, en Murcia, en Madrid, en Alcoy y en Bilbao.

La venta física sí que va muy bien. Acabamos de inaugurar un “córner” dentro de una tienda situada en el madrileño barrio de Malasaña, se llama Amores Que Matan (AQM). Aquí en Murcia estamos en Burbujas, que en noviembre inauguró una tienda en la plaza Captesa. En Bilbao estamos en Noname, y enPyM, en Alcoy. Además, estamos trabajando con comerciales que intentan abrir mercado en otras ciudades. Nos interesa ampliar el radio geográfico de venta física de nuestra marca y facilitar a la gente el acceso a ella.

Otro de los rasgos distintivos que destacáis es “la gran calidad”. Supongo, por el tipo de prendas, que usáis mucho el algodón. La alta camisería tradicional siempre ha usado el algodón egipcio por la homogeneidad, elasticidad, resistencia y color blanco de sus fibras, pero desde 2004, el algodón peruano de Piura se considera el mejor del mundo, ¿cuál es vuestra tela estrella?, ¿de dónde proceden las vuestras?

A nosotros también nos gusta mucho el algodón peruano. Igualmente, para alguno de nuestros modelos hemos utilizado algodón de Turquía, (algunos dicen que el mejor algodón del mundo está en Turquía), hay distintas opiniones. Lo que sí queremos destacar es que todos nuestros proveedores facturan en España, a pesar de que para conseguir las mejores calidades en nuestras prendas, estos tengan que importar sus telas de otros países.

Vuestros polos nos recuerdan mucho a los clásicos británicos Fred Perry con los galones bordeando mangas y cuellos; vuestros chinos tienen mucho, a primera vista, de la colección “Alpha” de Docker’s, pitillo, pero vosotros con colores más clásicos, ¿qué marcas o diseñadores son vuestras referencias en moda?

No habíamos visto ese modelo de Docker´s que comentas, pero está claro que, chinos lleva todo el mundo, los nuestros, en todo caso, están inspirados en unos que tenia Olmo hace unos años. Nos gustaban un montón. Se los pedíamos para ponérnoslos nosotros mismos y ni sabíamos de dónde eran porque la etiqueta estaba gastada. Nunca los hemos podido encontrar en otras tiendas, así que pensamos: ¿por qué no hacerlos nosotros?. La gran diferencia es que tienen la pata mucho más estrecha, más pitillo. Tienen un tejido muy elástico que nos parece que sientan muy bien, la gente está muy contenta con ellos. No nos queda ninguno. Vamos a sacar nuevos colores en la próxima colección. Y con respecto a los referentes, Fred Perry es una de esas marcas en las que nos fijamos. Como comentabas en tu pregunta, nuestros polos están muy inspirados en esa marca y en otras como Merc. No queremos inventar la rueda, no queremos sacar un polo que sea el más innovador, queremos hacer ropa cómoda, bonita, con pequeños detalles y que guste. Facilitar al hombre el vestir bien. Al final, siempre se nos ocurren cosas nuevas que no hemos visto en otras marcas, como el logo en la sardineta, uno de nuestros principales sellos de identidad hasta el momento.

DSC_3834

En cuanto a las camisetas, en concreto, vemos que habéis seguido al pie de la letra la tendencia de 2013 de poner aplicaciones de diferente tejido en el bolsillo, como en las colecciones de Topman, Zara y Bershka, ¿cómo decidís las novedades de vuestras nuevas colecciones, dónde acudís?, ¿nos dais algún avance de la nueva temporada?

En la próxima colección vamos a sacar una camisa de raya horizontal, el cuadro se ve mucho, al igual que la raya vertical. También le buscamos alguna nueva ubicación al logo, o directamente no lo pondremos. Cuando vamos a nuestras tiendas top, hablamos con ellos y vemos qué piden los clientes. Nos proponen “darle una vuelta”, como si nos lo dijera nuestro jefe (risas), para hacer algo diferente. Hicimos una camiseta estampada para la temporada de verano pasada, y este verano toca la de rayas horizontales. Creemos que la influencia de otras marcas y tendencias es inevitable y sin lugar a dudas, nos ayuda a seguir evolucionando.

Entre polos, pantalones, camisas y camisetas ¿tenéis pensado ampliar el abanico de productos?

Sí. Lo que más ilusión nos haría a los cuatro serían unas zapatillas. Somos unos “enfermos” de las zapatillas –afirman enérgicamente- y el hecho de no haberlas sacado ya no es solo el coste, sino que cuando las saquemos tienen que ser muy nuestras, queremos una zapatilla que no esté en el mercado y que sea un referente.

Todo vuestro proceso nos recuerda un poco a los creadores dEl Ganso.

Aunque nosotros tenemos un estilo muy distinto, El Ganso es uno de nuestros referentes. Es una marca española que ha llegado al top y creemos que hemos empezado como lo hicieron ellos. La mayoría de fabricantes con los que trabajamos, trabajaron o siguen trabajando con esta marca. Si vamos a un camisero, nos dice: “me habéis pedido el mismo número de camisas que me pidió por primera vez El Ganso”, si vamos a un botonero, lo mismo. Parece que vamos siguiendo su estela, con un estilo diferente pero con el mismo tipo de proveedor. Es nuestro referente empresarial, y no tanto InditexEl Ganso empezó hace seis años entre dos hermanos, y ahora están facturando unos 35 millones de euros. Al margen de su labor como diseñadores, es indudable que su gran gestión empresarial es un ejemplo a seguir.

DSC_3817

Y todo esto sin experiencia anterior en moda…

Sí, pero ahora somos unos expertos (risas). Fuimos a hablar, cuando empezamos, con un proveedor sobre dos tipos de tela, ¡nos parecía la misma!. Nos explicó que era una micro-Oxford con catorce hilos cruzados y diecisiete en diagonal… Ahí empezamos a darnos cuenta del poco conocimiento que teníamos del sector. Ahora nos reunimos con el proveedor, y ya por el nombre sabemos que telas son: la Chelsea, la Oxford, etc…,  sabemos qué tela es mejor, cuál se arruga y cuál no… Vamos haciéndonos con el lenguaje técnico que antes desconocíamos. Cuando empezamos, la sardinera era “ese sitio” de la manga. De patronaje, más de lo mismo, incluso Luis se tuvo que “pelear” con el InDesign hasta que aprendió a hacer los patrones. Se nos abrió un mundo nuevo. Ahora somos capaces de hacer un patrón, digitalizarlo y mandarlo, cuando antes era una foto con un texto al lado.

Unís ese ideal de hombre que tiene buen gusto con otros aspectos culturales como es la música. Los viernes soléis poner #LosViernesSinMúsicaNoSonViernes, ¿qué estrategia seguís para publicitar la marca a través de las redes sociales?

Para nosotros, las redes sociales son clave, no nos podemos permitir invertir mucho dinero en publicidad, por lo que a través de ellas se llega a muchísima gente. Así podemos dar a conocer nuestro producto, captando nuevos seguidores y redirigiendo tráfico al site para que revierta en compras. La imagen que te haces de una marca es un conjunto de aspectos. No entenderíamos que se asociara nuestro estilo al reggaeton. La ropa es una forma de expresión como también lo es la música.

DSC_3725

Pol Espargaró, Antonio Hidalgo y muchos personajes famosos apoyan vuestra marca y la iniciativa que tenéis. ¿Cómo surgen esas colaboraciones?

Ha sido gracias a la ayuda de muchos amigos. Jaime trabaja en una agencia de publicidad y tiene muchos contactos. Lo de Pol vino porque Jaime estaba haciendo una campaña para Terra, que es uno de los patrocinadores de Pol Espargaró. Estaban rodando un spot y le comentó que teníamos una marca de ropa y que si nos hacía el favor de posar con ella. Le dijo que sí, es un tío majísimo y cuando se puso la camisa nos dijo que le encantaba y que si se la podía quedar. Nos pidió otra para su representante y hemos mantenido el contacto con él. Ahora le vamos avisado para que escoja su camisa preferida de las nuevas colecciones. Durante el tiempo que él quiera, le vestiremos. Que él nos dé el apoyo, siendo una marca desconocida para el gran público, y cuando a él le llueven los patrocinadores, ha sido un lujo. Después de ese rodaje con Terra, colgó un vídeo en Youtube comentando una carrera de coches en la que iba a participar y aparecía con nuestra camisa. Sabemos que cuando quiere ir “guapete”, se la pone. Por otro lado, Antonio Hidalgo vive en Murcia y por diferentes sitios le ha llegado la marca. Contactó con nosotros y, enseguida, le mandamos un pedido. En su programa de TV puedes verle con nuestras camisas. Luego, por medio de amigos contactamos con el modelo Javier de Miguel. Le gusta la ropa y también posa orgulloso con ella. Nosotros no obligamos a nadie a ponérselas, ni nos gusta pagar por ese tipo de cosas. Lo que más nos gusta es que el feedback que recibimos de ellos es muy positivo. También deberíamos hacer una mención especial a toda esa gente que no solo ha confiado en nosotros, sino que nos está ayudando constantemente. Tenemos gente que trabaja codo con codo con nosotros sin retribución económica, por compañerismo, están implicadísimos en la marca, esto no funcionaria sin su ayuda. Además, la publicidad gratuita que hacen nuestros amigos y familiares los convierte en nuestros mejores comerciales.

¿Qué esperáis de The Frog & Co?

Esperamos que los cuatro estemos trabajando por y para la empresa. Con una tienda física, si el mercado nos lo permite. Lo que tenemos claro es que si todo sigue así y seguimos esta dirección ascendente, estaremos trabajando y apostándolo todo en The Frog & Co¡All in!. Nos encantaría facturar el dinero suficiente para que esas 20, 25 personas que han apostado por nosotros estos dos años no tuvieran que comprarse una camisa de nuestra marca jamás.

Entrevista por: Ramón Gómez y Javier Nieto

Fotografía: Fran Bécares

Lugar: Espacio Pático, Calle San Lorenzo 5, Murcia

 

 

Share

Sobre el autor

nacido en 1987 en Murcia, arquitecto por título y músico por convicción.

Una respuesta a The Frog and Co: “Queremos hacer ropa cómoda, bonita, con pequeños detalles y que guste, no inventar la rueda”

  1. Borja says:

    Sueño con esas zapatillas de The frog & Co. Me gusta mucho la idea de la zapatilla para tomar la calle y no sólo para hacer deporte, y valoro mucho a los profesionales que, como Tinker Hatfield (arquitecto), saltaron de hacer unas cosas al diseño de moda, en concreto de deportivos de estilo. Pero he llegado tarde a todas las modas: las sparco, las Converse All Star, las Jeremy Stanford, etc. Cuando las veo muy extendidas, no me dicen nada. Así que, desde aquí, me ofrezco al talento de Jaime y su equipo para ser el conejillo de indias de sus zapatillas. Un abrazo y ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>